giovedì 22 aprile 2010

EL TRIUNFO DE LA CRUZ DE CRISTO


La cruz reconciliadora
Ef.2:15 Aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas,para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.
Col. 1:20 y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.
Jesùs vino a ser la esperanza de salvaciòn para toda la humanidad pues vino a reconciliar a los pueblos y naciones por medio de su muerte y de ahi la inportancia del triunfo de la cruz pues solo el es el indicado para realizar dicho sacrificio. Es importante por lo tanto aceptar con tado nuestro corazòn, alma y fuerzas el sacrificio de aquel que murio en mi lugar.

Los enemigos de la cruz.
Fil. 3:18-19 Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su verguenza; que sólo piensan en lo terrenal.
Los enimigos de la cruz son todos aquellos que pisotean la sangre derramada en el madero, son todos los que se unden en las corrientes satisfactorias de la carne; el materialismo, las pasiones desenfrenadas, legislaciones humanisticas y sin principios, en fin todos los que son ajenos a Dios y cuanto màs todos los que vivimos como cristianos ateos pues decimos profesar a Cristo pero con nuestros hechos los negamos.


El triunfo de la cruz.

Col. 2:13-15. Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.
El acta de los decretos eran las sumas de todos mis pecados por los cuales tendrìa que pagar y recuerdemos que la paga del pecado es la muerte. Alabo a Jesùs mi salvador porque por amor se sostuvo en aquella cruz para quitar la ira de Dios que me correspondia y asi poder justificarme sin machas hacia mi Padre Celestial.

Jesùs triunfo sobre satanas
Ro. 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte,(A) así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
El pecado entro en el principio cuando se dio la caida del hombre por mrdio del engano de Satanas, desde entonces toda la raza humana fue contaminada y se derivo el pecado imputado que es con el cual nacemos.
Satanas ya ha sido juzgado Jn 16:11 y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. Se cumplio la profesia de Gn 3:15. Satanas fue pisoteado en la cabeza el mismo dìa que celebraba la muerte de Jesùs pues fue el dìa donde Dios demostro su poder ante la muerte y regala la libertad a millares de personas que creerian en èl.

Jesùs triunfo sobre la muerte.
He. 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.
Jesùs tiene las llaves de la muerte y el hades. Ap.1:18
Vencio a la muerte 1Co. 15:25
Todo creyente en el Senor duerme, y tiene la promesa de la resurrecciòn. Es grande el gozo saber que despues de esta vida como lo describe la palabra de Dios tenemos una vida eterna, esto nos llena de consulo y fuerzas para seguir en el camino de la cruz.

La toma de mi cruz
Luc.9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Cual habra sido la reacciòn de los dicìpulos cuando Cristo mencionaba la cruz pues era una figura de maldiciòn y dolor, la cual èl vivio en su propia carne. Quiero mencionar que muchos ministerios cristian0s nos estamos alejando de la cruz muy considerablemente predicando el evangelio prosperidad del cual biblicamente no hay nada en contra pero omitimos el cargar nuestra cruz que es parte fundamental del vivir cristiano, dejeme decirle que a Simon de sirene lo obligaron a cargar la cruz, y es lo que Jesùs hace cuando nos olvidamos del principio de la cruz.

La palabra de la cruz es locura aun en nuestros dìas pero agradezco a Dios por haberme mostrado su gande amor por medio de aquel que tomo mi lugar esto es mi salvador Jesùs.


Nessun commento:

Posta un commento

Posta un commento